Odontopediatría

Odontopediatría: ¿Cuándo deben empezar a ir los niños al dentista?

La odontopediatría es el área de la odontología que se ocupa de cuidar la salud bucodental de los más pequeños.

Velamos por su salud y por su correcto desarrollo desde que empiezan a crecer en el vientre materno y, sin embargo, en lo referente a su salud oral, en general, no nos preocupamos especialmente hasta que empiezan a aparecer los primeros dientes definitivos. ¡Error!

Sabemos que se juntan muchas cosas, sobre todo durante sus primeros meses y años, pero es verdaderamente importante que entre ellas siempre figure la preocupación por el cuidado de la boca de los niños.

¿Quieres saber en qué consiste la odontopediatría y por qué es fundamental? Sigue leyendo.

Odontopediatría: ¿En qué consiste y qué edades comprende?

También conocida como odontología pediátrica, es la rama de la odontología que está especializada en atender y tratar pacientes infantiles, desde su nacimiento y hasta que finaliza su crecimiento. En odontopediatría, el especialista de referencia se conoce como odontopediatra.

La odontología pediátrica es un área que comprende y engloba diversas especialidades centradas en el cuidado y la prevención de los problemas bucodentales -ortodoncia, periodoncia, endodoncia…-, tanto en los dientes de leche como en los definitivos, para la protección de la salud oral de los niños.

Odontopediatría

Al fin y al cabo, el objetivo de esta especialidad consiste en prevenir cualquier tipo de problema para evitar que este se agrave cuando el paciente llegue a la edad adulta. Y, para ello, además de crear unos hábitos alimentarios saludables, debemos potenciar unos hábitos de higiene bucodental adecuados para que se interioricen desde la infancia y que así esto permita asegurar un futuro oralmente saludable.

¿Qué problemas se tratan en odontopediatría?

Los conocidos como dientes “de leche” o provisionales del niño son el primer paso para la dentición definitiva del adulto. Comienzan a salir a partir de los 6 meses de edad y terminan de desarrollarse en torno a los 2 años y medio o los 3 años, y son fundamentales para la masticación y la deglución, así como para el desarrollo del habla.

En odontopediatría se tratan diferentes tipologías de problemas, tales como:

  • Alteraciones o problemas dentales de nacimiento (ausencia de piezas dentales, ausencia de dientes permanentes, existencia de más piezas dentales de lo normal, nacimiento de dientes en lugares que no corresponden, tamaño anormal -superior o inferior- de los dientes, tonalidad inadecuada de los dientes…).
  • Traumatismos dentales.
  • Caries.
  • Maloclusión o desalineación de los dientes, y mantenimiento del espacio interdental, para evitar comprometer el desarrollo y el espacio de cara a la sustitución de los dientes provisionales por los definitivos.

Además de las revisiones anuales, en las que el odontopediatra se encarga de comprobar la correcta alineación y el desarrollo de los dientes, este especialista también puede llevar a cabo diversos tipos de tratamientos, como pulpectomías (procedimiento similar a la endodoncia que se realiza en los dientes definitivos), empastes, ortodoncia infantil y sellado para proteger los dientes de las caries.

Estos tratamientos son mayoritariamente preventivos y algunos de ellos, como la ortodoncia, en función del desarrollo de la dentición definitiva del adolescente, se podrán volver a recomendar.

¿Cuándo debemos visitar por primera vez al odontopediatra? 

Como hemos visto, el papel del odontopediatra es clave para el correcto desarrollo de los dientes definitivos. Es por ello por lo que recomendamos realizar la primera visita al especialista a partir de los 6 meses de edad, momento en el que comienzan a brotar los primeros dientes.

De esta manera, además de revisar si todo se está desarrollando de manera correcta, los padres podrán obtener recomendaciones acerca de la higiene diaria de sus hijos, para así adoptar unos buenos hábitos de cepillado y cuidado de los dientes y encías desde pequeños y poder prevenir problemas en el futuro.

Si no existe ningún problema, la frecuencia de las revisiones en odontología pediátrica debe ser anual hasta los 5 años, aproximadamente. A partir de dicha edad se deberá realizar una revisión bucodental cada 6 meses.

Odontopediatría

Esperamos que esta información haya sido de ayuda para comprender mejor a qué se dedican los profesionales de odontopediatría. Si quieres descubrir qué otros tipos de odontólogos existen, visita este otro artículo.

Síguenos en redes sociales y estarás al día de todas nuestras novedades:

19 julio, 2021
Llámanos Pide cita
Abrir chat
1
Hola, estamos aquí para ayudarte. ¿Necesitas contactar con nosotros? Escríbenos y te responderemos a la mayor brevedad posible.