¿Qué es una endodoncia y cómo se lleva a cabo?

A través de una endodoncia se pueden solucionar aquellos problemas que puedan afectar a la pulpa dental, es decir, al tejido que está en la parte más interna del diente.

Los dientes están compuestos por el esmalte, la dentina y la pulpa. El cemento radicular es la capa que cubre la raíz del diente. En su caso, en el interior de la pulpa hay tanto vasos sanguíneos, como nervios y tejido conectivo.

Endodoncia

La pulpa dental, conocida también como el “nervio”, es fundamental en la etapa de desarrollo de los dientes; sin embargo, cuando los dientes han finalizado su formación, esta no es imprescindible ni para su permanencia ni para su correcto funcionamiento.

La pulpa puede “enfermar” como consecuencia de una caries profunda, de una pulpitis (inflamación de la pulpa) o por un golpe o traumatismo, que pueda haber provocado una fisura o rotura en el diente. Este tipo de problemas pueden causar dolor, por ejemplo, al masticar o al tomar alimentos muy fríos o muy calientes, y, si no se tratan, podrían terminar afectando al resto del diente.

¿Qué es una endodoncia?

Una endodoncia es un procedimiento mediante el cual se trata el interior del diente, tanto la pulpa como sus tejidos, para evitar que un problema concreto afecte a la salud del mismo.

Mediante las endodoncias se procede a la extirpación de la pulpa, limpiando el interior del diente, sus nervios y tejidos, alojados en lo que denominamos cámara pulpar, con el objetivo de eliminar cualquier tipo de bacteria que se pueda encontrar en el diente.

Pasos para realizar una endodoncia

La endodoncia es un procedimiento habitual que se realiza en la propia consulta y con el que se consiguen muy buenos resultados. Este tipo de tratamientos los lleva a cabo un profesional denominado endodoncista, que es el odontólogo especializado en esta área.

En primer lugar, se deberá evaluar el caso y realizar una radiografía del diente, para conocer su estado, así como la forma y longitud de las raíces y cuántos nervios tiene cada raíz. Cabe comentar que es posible que, si el problema viene acompañado de una infección, puede ser necesario que el paciente reciba tratamiento farmacológico unos días antes de la endodoncia.

Antes de comenzar con la endodoncia, para evitar que el paciente experimente cualquier tipo de dolor, se aplica anestesia local alrededor de la zona que se va a tratar.

Endodoncia

Cuando la anestesia hace su efecto, se procede a realizar un pequeño agujero en el centro del diente para alcanzar la cámara pulpar. A continuación, se extrae la pulpa y se limpia toda la cavidad, para evitar que queden restos que puedan generar una nueva infección.

Tras eliminar la pulpa por completo, se procede a cerrar el diente de nuevo, introduciendo un material que sella el conducto donde se hallaba el nervio y quedando el diente desinfectado e insensibilizado. Por último, se restaura la corona del diente.

Una vez finalizado el proceso, se debe realizar una nueva radiografía para controlar que la intervención ha sido correcta. Pasados unos meses, se reevalúa la endodoncia en una visita de control para valorar que todo sigue en orden.

¿Es definitiva la endodoncia?

Aunque no es lo normal, hay ocasiones en las que las endodoncias no llegan a funcionar y se vuelve a percibir dolor y sensibilidad en el diente. En estos casos, se repite el proceso de nuevo para retirar los restos de pulpa que estén ocasionando una nueva infección. Este proceso se denomina reendodoncia.

Endodoncia: ¿Puede doler?

Como hemos comentado anteriormente, para realizar una endodoncia empleamos anestesia local, evitando así que el paciente sienta dolor.

No obstante, siempre debemos tener claro que la ausencia de dolor no significa que se produzca una ausencia de sensibilidad, pues el paciente sí percibirá que el endodoncista está trabajando sobre su diente, una sensación que puede llegar a incomodar.

Por supuesto en Clínica Perios queremos que nuestros pacientes se sientan siempre cómodos, reciban el tratamiento que reciban. Por eso, cuidaremos de ti y de tu boca con el máximo mimo, dándote toda la información que necesites para que puedas conocer procedimientos como la endodoncia de primera mano. 

¿Cómo debo cuidar un diente después de una endodoncia?

Tras la realización de una endodoncia, es fundamental seguir manteniendo una estricta higiene bucodental: cepillar los dientes 3 veces al día, sobre todo después de las comidas, completando el cepillado con el uso de hilo dental o cepillos interdentales.

Endodoncia

Además, es importante evitar el consumo de alimentos con alto contenido en azúcar y acudir al dentista por lo menos una vez al año, para tratar de prevenir este tipo de problemas.

Si se inflamase la zona o se percibiese cierta sensación de dolor, el especialista podría recomendar la toma de antiinflamatorios.

Cabe destacar que en un diente endodonciado pueden aparecer nuevas caries y que dichas caries no causan molestias ni dolor, ya que el diente está insensibilizado. También debemos saber que un diente endodonciado es más fácil que se fracture, ya que en este no notamos la fuerza con la que masticamos.

¿Tienes dudas y necesitas realizarnos una consulta? Ponte en contacto con nosotros sin compromiso, nuestro equipo estará encantado de ayudarte.

Síguenos en nuestros canales de redes sociales para estar al día sobre tu salud bucodental:

29 junio, 2020
|
Llámanos Pide cita
Abrir chat
1
Hola, estamos aquí para ayudarte. ¿Necesitas contactar con nosotros? Escríbenos y te responderemos a la mayor brevedad posible.